12/17/2014

Dominik Nicolas: "Los 13 temas están terminados, el álbum saldrá en septiembre de 2015"

En esta entrevista concedido a Rock made in France y publicado el 10 de diciembre 2014, Dominik Nicolas nos habla sobre su álbum solo, los preparativos para un EP en versión vinilo, los músicos que le acompañaran en su gira, etc. 

Dominik Nicolas
Esta entrevista integral, es gracias a la amable autorización de Rock made in France. La entrevista a "la leyenda del rock hexagonal" fue realizada por Lionel Gaillaud y Hervé Devallan, quienes califican de "humilde, asequible y encantador" a Dominik, porque respondió a todas las "preguntas sin remordimiento ni tabúes, pero con una buena arma en la mano: ¡la música!".

Usted grabó su primer álbum 20 años después de haber dejado Indochine. ¿Qué hizo durante estos años? 

Dominik Nicolas (D.N.): Dejé Indochine en 1994. Ya no nos entendíamos más, he preferido dejar sin pena luego de haber vivido hermosos años. En esa época, yo estaba harto, del grupo, de la música, así que empecé tomando un año sabático: ¡Yo comencé la música como profesional en el año 1981! De pronto, tomé el tiempo para vivir, de fundar una familia, luego he viajado, he practicado la pesca con mosca... Un actividad muy especializada, ¡estudié el asunto a profundidad! También hice un poco de deportivo de auto por las sensaciones de conducir... En 1995 tomé tranquilamente mi guitarra y grabé en mi Home Studio, pero sin ganas de hacer un álbum, sólo por placer ...

Volvamos sobre esta historia de la pesca con mosca, ¿La otra pasión de vuestra vida? 

D.N.: Sí, a tal punto que realicé dos documentales sobre el tema para el canal Seasons de CanalSat. Conozco bien el tema y Jean-Pierre Fleury me pidió grabar dos  26 minutos sobre la pesca con mosca para "Histoires naturalles" (historias naturales), su emisión coproducido con Igor Barrere, el periodista de 5 Colonnes à la une. Traté de popularizar la técnica de la pesca con mosca para que todo el mundo pueda comprender las sutilezas. En total realicé 4 emisiones donde dos de las cuales dos salieron en DVD. Y después dejé,  había hecho todo.

¿Un alto que significa un regreso a la música? 

D.N.: Aparte de mi año sabático, nunca he dejado de realizar la música. Antes de Indochine ya actuaba así. Por otra parte, ¡las primeras canciones del grupo nacieron de esa manera! En 2004 terminé de grabar un álbum...que nunca salió. Fue un álbum electro... Y me di cuenta de que se trataba de un puro ejercicio de estilo. Me di cuenta de que lo que realmente me gustaba hacer, era canciones pop, con un texto y una música. No me arrepiento de haber puesto en un cajón. No lo sacaré nunca, porque ese no soy yo.

¿Este nuevo álbum, entonces es más próximo a lo que usted es? 

D.N.: Sí. Después de ese ensayo, volví a marchar por montes y valles hasta que me encontré a Noël Matteï en 2010. Tenemos las mismas afinidades: él tocó en una banda de rock [Madinkà, ndlr], escuchamos las mismas cosas, etc. Nos vimos durante dos años, aprendió a conocerme. Imaginó los textos que yo podría haber escrito si yo habría sido capaz de hacer. Yo no quiero entrar en la escritura, yo no soy tan megalómano o presuntuoso, así que le pedí hacer algo un poco a la medida a partir de un poema de Verlaine que había puesto en música que él tomó como matriz: “Je fais souvent ce rêve étrange et pénétrant / d’une femme inconnue, et que j’aime, et qui m’aime / Et qui n’est, chaque fois, ni tout à fait la même  / Ni tout à fait une autre, et m’aime et me comprend” (*). El tenía todas las palabras claves: "amor", "pudor", "secreto" o aún "compartir". 

Resultado, asumo los textos que yo canto porque al final es un álbum bastante maduro, ¡no del todo adolescente! ¡Puedo defenderlo! Un texto como "Underground", yo veo también mi vida en él. Me siento bien en estos textos que giran en torno a las relaciones humanas, el amor y los valores compartidos. Noël Matteï escribió todos los textos con la excepción de una canción firmada por mi hija Naïs e interpretado en dúo con ella.
¿Cómo ocurrió el encuentro con Noël  Mattei? 

D.N.: Yo había oído hablar de su formación Madinkà. Aunque en el extranjero, permanecí en contacto con la actualidad musical francesa. Fue sólo más tarde, en 2010 se puso en contacto conmigo a través de Facebook. Terminamos siendo amigos. En general no soy muy hablador. Sin embargo, durante nuestra primera llamada telefónica, ¡nos quedamos cuatro horas en el teléfono!

¿Y la colaboración en el álbum se pasó bien? 

D.N.: Fue genial, hemos trabajado como un grupo. Yo hacia la música, él escribió las letra a lado. Probamos y modificamos en el mismo instante. Rencontré el ambiente de mis primeras formaciones, cuando tenía 17 años. ¡Nos peleamos solo una vez en dos años! ¡Además fue un poco culpa mía! Y como él es complicado... (risas!) Le llamé al día siguiente para disculparme. Fue un momento de tensión en el estudio, yo estaba cansado. Los dos somos perfeccionistas. Noël escribe la canción muy rápido y luego pasa dos o tres días para pulir las palabras. Para hacer pasar las pequeñas sutilezas de texto, los refranes son diferentes dentro de la misma canción. No va a ser evidente para recordarse en el escenario...

¡Un álbum maduro donde usted tomó su tiempo! 

D.N.: No se hizo en dos días efectivamente. Todo comenzó en julio de 2012, cuando Noël viene a mí casa para escribir los textos mientras compongo. El álbum estaba casi terminado en febrero 2014 después de nuestro paso por el Rec'n Rollo Studio, los estudios de Charles de Schutter en Bélgica. Sin embargo, no he recuperado ningunas viejas bandas. Todas las canciones fueron compuestas en estos últimos dos años.

¿Por qué haber sentido la necesidad de un disco ahora? 

D.N.: ¡El por qué y cómo, no lo sé ni yo mismo! No es un deseo de arreglar cuentas, incluso si hubo fricciones cuando nos separamos de Indochine. Hoy en día, creo que hay espacio para todos. Yo simplemente quise hacer lo mío y he trabajado duro durante dos años. Y no es tampoco una necesidad de dinero. Vivo normal, no tengo un problema financiero.

Al escuchar las primeras canciones y principalmente "Underground", reconocemos la huella del creador de "L’Aventurier "y  del "3ème Sexe". ¡Usted no ha perdido la melodía pegajosa! Si te digo que estas canciones recuerdan los universos de Etienne Daho y Daniel Darc, ¿Usted los toma a bien? 

D.N.: Yo lo tomo como un halago. Son personas que me caen bien. Después no soy forzosamente un admirador, ¡no tengo todos sus discos! Encuentro sus carreras respetables. Además, he participado en un homenaje a Daniel Darc en un álbum tributo realizado hace un año y lanzado por el pequeño sello Unknow Pleasures Records. Yo reinterpreto "Les armées de la nuit". Me encuentro en el lado oscuro de Darc, aunque positivo... ¡Todavía estoy vivo digamos! La trayectoria de Daho es igualmente hermosa. El conservó la misma línea. Soy tal vez más molesto que él en los instrumentos. Tenemos voz grave ambos. Y sobre ciertas entonaciones yo puedo a veces cantar como él. Pero es mi manera de cantar.

También encontramos la familia Indochine, ¿No? 

D.N.: ¡No lo niego absolutamente esta relación! Pero esto es también una historia de generación. A inicios de Indochine, hicimos las primeras partes de Taxi Girl. Y ya sea Daho, Darc o yo, adolescentes, habremos  escuchado la misma cosa, ir a los mismos lugares, los mismos clubes... Aunque Daho es de Rennes, le gustaba mucho los Stinky Toys. Todos escuchamos a los New Orders, los Gun Clubs, New York Dolls, etc. Lo digerimos y los volvemos a sacar cada uno de nosotros a su manera. Daniel Darc habría podido querer algunos de "mis" textos. Y tal vez a Etienne Daho le gustará: ¡Habrá que preguntarle!

¿El álbum ya está listo? 

D.N.: Los 13 temas están terminados. ¿Dejaremos los trece? No lo sé. Hay un cover de un cantante francés que está en curso de aceptación. Cualquiera que fuera la respuesta, de todas formas lo interpretaré en el escenario. El álbum será lanzado en septiembre de 2015, con un EP en primavera. Los conciertos se están poniendo en orden. Ya tengo la alineación de músicos. La idea era simple: la gente que no se complica y que toca bien. En la batería, esta Josselyn Moze (ex Vegastar, Empyr...), Van, el guitarrista de Louves, Melano Boy en los teclados y otro guitarrista Nicolas Bauguil que tocó en el último Emilie Simon y con Justicie.

En el estudio, ¿Usted tocó todo los instrumentos? 

D.N.: ¡No es muy complicado hoy para programar una caja de ritmos! Yo ya lo hacía en la época Indochine. Y, es el proyecto de una persona, no de un grupo. Lo hice porque alcanzo tocar todos los instrumentos. No necesariamente muy bien, pero lo hago. Me paso horas para ajustar mi sonido. Allí donde yo paso menos tiempo, son las guitarras. Cualesquiera que sean las 6 cuerdas, tengo el mismo sonido: debe ser la manera done ataco las notas. En el disco, algunas guitarras demos incluso permanecen.

¿Qué pasó en 1994, por qué usted dejó Indochine? 

D.N.: Es el caso desgraciadamente de muchos grupos. Me quedé de 1981 a 1994. Ellos continúan, ¡bravo! Trece años juntos, todos los días... llega un momento de pelearse con sus amigos. El ritmo "giras + álbumes" cansa mucho. Las discordias llegan, inevitables. Con el tiempo, se soporta menos los retrasos para los ensayos, creó tensiones que surgen en el día del concierto cuando se falla. ¡Y eso va para mí también! Al final, fue una hermosa historia y no me arrepiento. Yo simplemente tiré la puerta y me fui a vivir nuevas aventuras. Finalmente cada uno hizo lo que ha querido. Por mi parte, hice muchas cosas que no tendría la energía para llevar a cabo cuando sea viejo. 
Sin embargo, artísticamente, siempre nos entendimos bien con Nicola. Si tuviéramos que trabajar juntos algún día, ¡funcionara sin problema! Pero ninguno de nosotros tiene ganas. Bueno, si esto se hace, ¡mucho mejor!

¿Usted se encuentra con Nicola Sirkis? 

D.N.: Veinte años después, todavía estamos un poco fríos. Nos vimos una sola vez en circunstancias desafortunadas, en el funeral de Stéphane.

¿Le gusta lo que hoy es Indochine? 

D.N.: Yo no me atrevería a juzgar. Es como si le diera mi opinión sobre otro grupo. Además, sigue siendo un gran referente en el paisaje francés. Sigue en actividad con una trayectoria respetable en el fondo. Después yo no soy fan de todo...

Indochine no deja a nadie indiferente. Nos gusta o lo detestamos. ¿Siempre ha sido así? 

D.N.: Siempre ha habido este lado radical del público: Nos gusta o lo escupimos. Recuerdo que a la salida de nuestro primer concierto en el Rose Bonbon, ¡tres fans ya nos estaban esperando! Después, para la apertura de la gira de Taxi Girl, tuvimos más seguidores que ellos, a pesar que en esa época ellos eran realmente más conocidos que nosotros.

¿Tienes miedo de que le suceda a usted de nuevo? 

D.N.: No, yo no toco más especialmente en el mismo corte. Sólo espero que la gente sea menos radical y que no vayan a una guerra que me opone a Indochine. Denigrar al grupo en mi muro de Facebook me apenara enormemente. Estoy orgulloso de los 14 años con ellos. No creo que Indochine tenga ganas de entrar en guerras estériles. La base es la música. Cuando tomo mi coche por la mañana y pongo un álbum de The Clash, me envía buenas vibraciones durante todo el día. La música se hizo para esto.

Usted habla de The Clash, ¿Cuáles son sus favoritos, sus influencias?

D.N.: Me gusta mucho Lou Reed, The Beatles, The Rolling Stones, los grupos electrónicos como Kraftwerk. Por el lado contemporáneo y francés, me gusta Moodoïd, es muy original, hay influencias indias, psico... Me gusto mucho Lescop y también las 4 chicas de Louves. Soy curioso, estoy a menudo en Youtube para descubrir grupos no firmados por las disqueras.

¿Entonces, del lado mp3 o vinilo? 

D.N.: Yo sigo comprando. Me gusta poseer el objeto. Además, vamos a sacar el EP en vinilo. Estamos ligados a eso. El sonido del vinilo es caliente, aunque técnicamente puede ser menos bien que el digital, pero es más agradable de escuchar. Y entonces esto va permitir de mezclar a lo antiguo y de encontrar a la gente en las tiendas de discos. Lado visual es aún más simpático. Ahora los estuches se resumen a los sellos en iTunes. ¡El CD ya se había ido reductor!

¿Usted es nostálgico Dominik Nicolas? 

D.N.: No, en absoluto. Sin embargo, la década de los 80 fueron años gloriosos: se llegaba con una pequeño demo, nos hacíamos firmar por las disqueras, el disco salía, hacíamos 3 emisiones incluyendo "Les enfants du Rock", salíamos de gira, ¡había mucha gente y listo! recomenzábamos. Hoy en día, incluso con hermosas producciones, es súper duro para ser firmado por una disquera. La gente ya no compra más. Prefieren Nike a 150 euros hechas por niños en China en lugar que un mp3 a 1 euro que permitiría montar una gira. Al final, hicimos un álbum para vender polos. Este es el mundo al revés, pero la nueva situación es así. Los chicos que tienen 15/20 años digirieron todo esto y sacan productos de una computadora con un software que de 50 euros que hunden. Se ha convertido accesible entonces muchos músicos se están metiendo y el nivel aumenta. En la época yo tuve que vender mi coche para comprar mi primer sintetizador... 

El verdadero problema, es que la industria no ha sido capaz de captar el giro de Internet. Resultado: hay más y más creadores y nadie está ahí para firmarlos. En contraparte, el 2.0 permite que existan grupos son firmados por las disqueras. Fauve empezó así. La paradoja, es que con los medios más rápidos, se tarda más en salir del cascarón.

----
(*) "A menudo tengo este extraño y penetrante sueño / de una mujer desconocida, y que yo amo, y que me ama / Y no es, cada vez, ni absolutamente la misma / Ni absolutamente otra, y me ama y me entiende".
Compartir este artículo

0 comentarios:

 
Copyright © 2016 Dominik Nicolas • All Rights Reserved.
Design by BTDesigner • Powered by Blogger
back to top